En una sociedad de leyes debe ponderarse la necesidad de establecer unas normas de obligado cumplimiento que hagan posible una convivencia en armonía y respeto mutuo, con las libertades que deben ser inherentes a toda persona, tanto individualmente como en grupo.

Es por esto que del mismo modo que existen sanciones justas que deben ser impuestas para evitar el todo vale (robos, violencia…), las hay injustas de índole exclusivamente recaudatorio, siendo contrarias a los principios fundamentales del derecho (radares incongruentes con la zona donde se encuentran, multas que no disminuyen la peligrosidad ni evitan accidentes…).

En el medio está la virtud, nuestros derechos y los de los demás deben ser respetados, también nuestras libertades, no deje intimidarse por la Administración.

Nuestros servicios en Derecho Penal

Te informamos detalladamente y sin compromiso

Solamente tienes que rellenar el siguiente formulario de contacto y estudiaremos tu caso especialmente para poder darte la mejor de las opciones.

Te responderemos a la mayor brevedad posible.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto (requerido)

Tu Mensaje (requerido)